¿De qué forma las tecnologías pueden ayudar a proteger a los niños de los ciberpedófilos?

14/08/2017

 

 

210 niños. Esa fue la cifra final entregada por Solange Huerta, actual directora del Sename, referente a la cantidad de niños que han muerto en centros residenciales de la institución desde 2005 a la fecha. Esta cifra, quizás el golpe más duro que hemos recibido como país con respecto a los niños, es sólo un reflejo de las cuentas que Chile aún tiene pendiente con ellos.

 

¿Qué necesita Chile y América Latina para dar el salto hacia el desarrollo?

 

Según datos de la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar de la Fiscalía, en 5 años los delitos asociados al grooming subieron en un 58%. Las denuncias por pedofilia online ascendieron, en ese período, a 444. En un contexto en que los niños tienen completo acceso a internet (93% de los escolares tiene un computador en su hogar y, en ellos, los smartphones tienen una penetración del 94%*), esta es una realidad alarmante.

 

Aunque el Ministerio de Educación y la PDI han lanzado importantes campañas para sensibilizar a la población con temas como el Grooming, hace falta un esfuerzo del Estado que permita usar los avances tecnológicos como motor para controlar los delitos y no sólo alertar a la comunidad de su existencia.

 

Usar la tecnología para solucionar los grandes desafíos globales es lo que motivó el nacimiento de Singularity University, una universidad no tradicional presente en más de 90 países, ubicada en el centro de investigación de la NASA en Silicon Valley, y que tiene como misión educar, inspirar y empoderar a líderes para que, usando las tecnologías exponenciales, puedan ayudar a resolver los problemas que aquejan a todo el planeta.

 

En esa dirección está trabajando Reino Unido, que de la mano de Chris Felton, un ex alumno de Singularity University, lanzó en 2014 Child Abuse Image Database (CAID) una tecnología que permite rastrear redes de pedofilia online, ayuda a identificar y proteger a las víctimas, y apoya los esfuerzos internacionales por sacar de internet todas las imágenes de abuso. Es un sistema que ha permitido que investigar la explotación sexual y el abuso de niños sea mucho más rápido y efectivo. CAID es una solución que resuelve el avance exponencial de las fotografías de niños abusados en la web, como dato en 1999 habían cerca de 5000 fotografías en UK a la fecha hay miles de millones.

 

En ese contexto, la venida de Chris Felton, representante del Ministerio del Interior de Reino Unido dispuesto a entregar su testimonio y conversar con el Estado chileno, constituye un hito dentro de la agenda de actividades de Singularity University en Chile, que muestra con un caso concreto y exitoso cómo las tecnologías de hoy pueden resolver lo que antes parecía casi imposible de solucionar.

 

Cada país tiene sus procesos de maduración, y aunque en Chile ha sido más lento, tenemos una ventaja: podemos aprender de los éxitos y fracasos que han tenido los países desarrollados y que sin duda hoy constituyen sus medallas de gloria. Estamos en un punto de quiebre, donde podemos decidir si ir más lento a través de una ruta de aprendizaje propio o dar saltos acelerados al mirar cómo han resuelto los problemas otros mercados, e integrar esas experiencias a nuestras organizaciones.

Please reload

Entradas recientes
Please reload

  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

© 2018 Bárbara Silva